Visita al Belén de Orusco de Tajuña

Este domingo 22 de diciembre, gran parte del equipo que hemos hecho posible el Belén Municipal de Villar del Olmo, nos reunimos para celebrar la «salud» en esta fecha tan señalada y que tradicionalmente da comienzo a la Navidad con el sorteo de la lotería, pero además tuvimos la suerte de poder hacer una excursión muy especial al vecino municipio de Orusco de Tajuña.

Como en todos nuestros pueblos, aparcar los coches no es tarea fácil, así que tras dejarlos cuesta abajo enfilados a la vega del Tajuña, nos dirigimos a la Iglesia Parroquial de San Juan Evangelista, en la calle José Cañaveras 13. Tras subir unos quebrados peldaños de caliza, franqueamos la puerta central de la Iglesia y en uno de los laterales de la nave central aparece ante nosotros un belén de gran belleza y profusión de detalles que los hacen cobrar vida propia. 

Juan José de Jorge y Mariano Ribera

De construcciones cuidadas, donde se traza el punto de fuga en calles que parten de un arco, trampantojos que alargan callejones que parecen no tener final, elevaciones que le confieren un fondo y lejanía que hay que saber trabajar con mucha maestría para que queden tan bien. En su núcleo central nos encontramos una plaza columnada que sirve de mercadillo donde se juntan vendedores y oficios: frutas, pescados, especias, cacharros, zapatos… Se puede decir que los pequeños habitantes de esta villa de Belén dentro de Orusco tienen de todo para pasar la navidad… ¡y mucho más tiempo si les dejan!

Agua no les falta tampoco, el pequeño Tajuña nace bajo el pueblo y discurre junto al mercado. A su izquierda en el portal, aguardan la venida del hijo de dios este 25 de diciembre y subiendo por la cuesta nos encontramos huertas y un molino de sangre antes de llegar a la pequeña aldea en lo alto del risco. 

A grandes rasgos, esta es la maravilla que nos encontramos, habitada entre otros, por figuras de 11 cm de Joaquin Perez y Jose Luis Mayo, tanto en terracota como marmolina de Ediciones el Prado. El gran número de animales, vegetación y  elementos arquitectónicos nos dejan muchos minutos embelesados, no sabemos donde mirar para no perder detalle.

Plaza del mercado junto al río

El «padre de la criatura» es Juan José de Jorge. El ha construido este belén y la gran mayoría de sus elementos: casas, palmeras, vegtación, iluminación… Juan José pertenece a la Asociación Belenista de la Comunidad de Madrid «La Milagrosa» habiéndose formado en este arte con Fray Antonio García O. de M. (q.e.p.d.). Este belén tiene todo aquello de lo que carecen los grandes belenes de la capital, y por ende los más famosos, esa plasticidad y detallismo que nosotros nos esforzamos cada año en poner también el el nuestro y que parecen desdeñar las creaciones más famosas y visitadas de la capital, desde luego es una lástima.

Pero hay vida mucho más allá de los Belenes de Sol y Cibeles. Como podéis ver, no somos la única alternativa en nuestra comarca y además, Juan José os puede dar pistas de donde se encuentran los mejores Belenes de Madrid, en algunos de los cuales ha intervenido el mismo, y donde no tengáis que guardar 4 horas de cola para tan solo admirar unas figuras muy caras, a la vez que bellas todo hay que decirlo, pero en un entorno estático casi inerte, todo lo contrario de lo que vemos en Orusco y que intentamos hacer en Villar.

Os dejamos unas cuantas fotografías que pudimos realizar con la esperanza de que os anime a ir a verlo y disfrutarlo. No será nuestra última visita, desde luego, ha sido un grato y gran hallazgo.

Deja un comentario